• Más de cien años cuidando la tradición gastronómica riojana... y llevándola a su máxima expresión
  • Nuevas experiencias y sensaciones, fruto de nuestra ilusión y de las energías renovadas de nuestro equipo
  • Recetas y prestigio centenario cuidados para los exigentes paladares de nuestros comensales
  • Aportamos un toque íntimo, cálido y tranquilo a la Calle Laurel, que encanta a propios y visitantes